Memorias PCM: las memorias del futuro


Los chicos de IBM lo lograron: pese a que comenzó a hablarse de ellas en 2006 como posibles sustitutas de los chips actuales basados en el silicio, lo cierto es que es ahora cuando más cerca vemos su inclusión real en el mercado de los dispositivos informáticos. Las memorias PCM (Phase Change Memory) o memorias de cambio de fase están basadas en un tipo especial de cristal (cristal calcógeno), compuesto de germanio, antimonio y telurio, capaces de cambiar su estructura o forma debido al calor que se le aplique. Así, aplicando pequeños pulsos eléctricos a células aisladas de este cristal amorfo, es posible modificar su morfología con objeto de almacenar datos, ya que al cambiar de forma, también cambia su resistencia eléctrica, propiedad empleada para determinar los estados binarios de cero y uno básicos para generar la memoria.

memoria-pcm-unidades-1024x536

Sin duda, sería un gran avance al permitir a los fabricantes de toda clase de dispositivos electrónicos ya que su mayor ventaja es que es rápida, muy rápida: este conglomerado amorfo puede superar en miles de veces la velocidad de lectura y escritura de las memorias de hoy día ya que se trata de una memoria no volátil.

micron-pcm-1-e1407458798794-1024x554

Esto significa que mantiene la información aunque no tenga energía, por lo que puede funcionar como dispositivo de almacenamiento similar a los conocidos SSD (solid state disks o discos de estado sólido).

Su tiempo de vida también es mayor: tarda más tiempo en degradarse pues, en teoría, puede alcanzar los 100 millones de ciclos de escritura.

No Olvides Comentar


Acerca de Rafa

Hola, soy un fan de todo lo que tenga chips y tuercas, de la tecnología y los avances científicos que mejoran la calidad de vida de la humanidad; por eso creé este blog, para compartir con el mundo las cosas que me gustan