El Blackbird, el auto que se convierte el cualquier otro auto


Cuando hablamos del Blackbird, inmediatamente pensamos en esta hermosura diseñada y fabricada en conjunto por la Lockheed Martin y la USAF como avión de reconocimiento:

a0074

Pues no, en esta ocasión te traemos un vehículo que, aunque recibe el mismo nombre como un sencillo pero sentido homenaje, tiene una función relacionada con el séptimo arte: se trata, en suma, de un vehículo eléctrico que podrán usar los estudios cinematográficos para bajar costos por un lado y por el otro para poder recrear autos deportivos de lujo sin la pesada y fastidiosa burocracia que ello implica. Te mostramos el Blackbird de The Mill:

Ahora te preguntarás: ¿cómo el Blackbird logra su milagro? Su estructura monoplaza es capaz de imitar las medidas de ancho y alto del auto deseado. El auto captura imágenes de calidad y de datos a través de una cámara matriz y una unidad de estabilización personalizada. Esta combinación de réplicas de gran rango dinámico y escaneo láser 3D proyecta una versión virtual del medio ambiente, el resultado de representaciones realistas y auténticas.

autonocion-com-mill-blackbird-1

theblackbirdphoto

the-mill-blackbird-cgi-car-7-970x546-c

Una vez grabadas las tomas, los diseñadores colocan el chasis gracias a una avanzada tecnología de sensores. Presenta una tecnología inédita que, además de prescindir de la adquisición o el alquiler de autos de alta gama, contribuye a guardar el secreto. Todo el trabajo se completa en la sala de edición, en postproducción. Contrarresta, incluso, el condicionante climatológico al momento de rodar en exteriores: no necesitará disponer de luz solar para conseguir el brillo deseado.

the_mill_blackbird_01

El fabricante tardó dos años en materializar el Blackbird. Marcas automovilísticas del calibre de Jaguar, Toyota, BMW y Audi colaboraron en el desarrollo del modelo, que, como ya mencionamos, brinda homenaje al avión supersónico Blackbird SR-71. El auto que puede ser cualquier auto inspira y siembra un sinfín de oportunidades creativas. Se postula como una solución a problemáticas tangibles de la industria audiovisual, con una oferta de herramientas de producción solvente, eficaz y revolucionaria. Es un invento que rompe paradigmas, sin duda, aunque creímos que sería algo así:

kitt-transform-o

Esperemos que este dispositivo no le quite realismo a las películas.

No Olvides Comentar


Acerca de Rafa

Hola, soy un fan de todo lo que tenga chips y tuercas, de la tecnología y los avances científicos que mejoran la calidad de vida de la humanidad; por eso creé este blog, para compartir con el mundo las cosas que me gustan