De México para el mundo: te traemos el supercar Inferno


La nueva tendencia automovilística en el mundo es la de crear superautos que rivalicen con las grandes marcas: te hablamos, por ejemplo, de Bugatti, Pagani, Köennigsegg y MacLaren, por ejemplo. Hoy te traemos esta belleza, creada entre un equipo de ingenieros mexicanos en su gran mayoría y uno de especialistas italianos, siendo Antonio Ferraioli el diseñador en jefe de la carrocería. Este diseñador italiano ha participado también en proyectos de Lamborghini como el Asterion, el Veneno, el Aventador SV o el Gallardo Super Trofeo, entre otros y hoy te traemos este interesante concepto: el Inferno Exotic Car:

Aunque este auto ya tiene tiempo de hacer sido presentado (más exactamente fue en 2015 en la ExpoBancomer en México) con el apodo de La Bestia (muy conveniente, por cierto) podemos contarte lo siguiente: cuenta con un motor V8 biturbo, perfectamente capaz de desarrollar unos 1.400 caballos de fuerza y 908 N/m de par motor máximo: esto hace que pueda alcanzar una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en menos de 3 segundos y una velocidad máxima de unos 395 kilómetros por hora.

También cuenta con una tecnología revolucionaria: su carrocería está compuesta por un material llamado Metal Foam (metal espuma) que consiste en una aleación de zinc, aluminio y plata que también presenta hiperplasticidad, teniendo la capacidad de estirar 100 veces su tamaño sin perder sus propiedades inherentes; esto significaría que, incluso si choca, la carrocería recuperaría su forma original. Esta aleación fue desarrollada y patentada por el científico mexicano Said Robles Casolco, del Tecnológico de Monterrey en su campus de la ciudad de Puebla.

Este material permite que el peso del auto sea bastante bueno: con todo, pesaría sólo 1.200 kilos.

Otra característica muy llamativa es la carrocería, que no le envidia nada a las grandes marcas:

El auto no se fabrica en México sino en Italia, en virtud de que los italianos tienen mucha más experiencia en la construcción de supercars que los mexicanos. Probablemente empezará la producción en la planta de Lamborghini.

Aunque su diseño ha sido blanco de críticas de varios sectores, al menos ya es una realidad: su costo también es prohibitivo para la mayoría: se calcula que costará unos 1.5 millones de dólares.

No Olvides Comentar


Acerca de Rafa

Hola, soy un fan de todo lo que tenga chips y tuercas, de la tecnología y los avances científicos que mejoran la calidad de vida de la humanidad; por eso creé este blog, para compartir con el mundo las cosas que me gustan